WORK OF ART – TINTORERIA

¿Quién es Alfredo Quintana Garay?



Un buscador de poesía que cree en la búsqueda permanente de lo maravilloso, sea en una obra de arte, en la naturaleza, en un sueño, al azar caminando en las calles o en una mujer.

¿Cómo podríamos clasificar tu arte?
Collage surrealista. Mi obra es deudora de la obra que hicieron los dadaístas y los surrealistas, así como del espíritu romántico del siglo XIX. Además de la cultura pop consumida a lo largo de los años.

¿Cómo se ha desarrollado tu trabajo?
Comencé a hacer collage en los noventa, cuando estudiaba Ciencias de la Comunicación en el ITESM CEM. Originalmente, trabajaba el collage de manera tradicional, cortando y pegando imágenes de distintos hallazgos bibliográficos. En 2001 publiqué una plaquette de poesía (Primavera de carroñas) que ilustré con collages, a la par comencé a ensamblar objetos en la tradición surrealista y de artistas como Joseph Cornell. Desde 2013, después de un periodo de algunos años dedicado a la edición de la revista Conozca Más, retomé con vitalidad el collage artesanal y decidí experimentar con el collage digital. La experimentación y el aprendizaje es de todos los días.

¿Cómo fue tu acercamiento a esta disciplina?
La lectura de Poesía y fin de siglo y El arco y la lira, ambos de Octavio Paz, me llevaron a principios de los noventa a descubrir a los surrealistas y a otros poetas que fueron determinantes para mi visión del mundo. Descubrir la obra de artistas como Max Ernst, Giorgio de Chirico y Jan Svankmajer me inspiró a crear y a dejar que la imaginación fluyera con libertad. ¡Sin freno alguno!

¿Tus ideas son fruto de un estudio previo o surgen naturalmente?
Son hasta cierto punto derivadas del inconsciente y de todo aquello con lo que he alimentado mi cerebro. La música, la poesía, el cine, las experiencias, los sueños, el amor y el desamor… son parte de ese baúl mental que encuentra una forma –a veces inesperada– al momento de comenzar un collage. En ocasiones, surge primero una frase y de ahí comienzo a trabajar la imagen, en otras simplemente dejo que el “azar” me indique qué imágenes utilizar para crear una nueva realidad.

 

¿Cuáles son tus referencias artísticas?
Artistas como el checo Jindřich Štyrský, René Magritte, la dadaísta Hannah Höch y Max Ernst han sido influencias permanentes desde que comencé a hacer collage, así como la música de Nurse With Wound y Pérez Prado. Hoy, con aplicaciones como Instagram, es posible ver lo que realizan otros artistas en México y en otros países para seguir aprendiendo.

¿Cómo te definirías?
Un buscador de imágenes en el cielo y el infierno del inconsciente que cree en los valores surrealistas: poesía, amor y libertad.

 

¿Cuál ha sido el reto más difícil que has enfrentado como artista?
El reto más difícil es siempre pasar de la idea o el boceto, a la obra terminada. Vencer mis limitaciones técnicas y seguir aprendiendo, para que esas ideas o bocetos ganen en calidad plástica y poética cuando se realicen.

¿De dónde viene tu inspiración?
Por un lado de las mujeres que he amado, pues una parte importante de la poesía y collage que he realizado han partido del amor (correspondido o no). Decía Antonin Artaud que “la inspiración existe”. ¿De dónde viene? Es un misterio, pero tiene que ver, por una parte, con todo aquello con lo que he alimentado mi consciente y mi inconsciente; por otro, con aquello que me preocupa como ser humano: el destino del mundo, el amor y la muerte. Todo visto –casi siempre– con humor negro.

¿Algún reto?
Tengo muchos retos, como aprender a aplicar pintura, dibujo y otros materiales en los collages artesanales, así como a seguir mejorando en el uso de PhotoShop. Quiero dar más talleres de collage artesanal tanto en San Miguel de Allende como en Querétaro y CDMX. Un reto especial es realizar una instalación –de varias piezas– que tenga como eje temático el personaje del Minotauro.

¿En qué proyectos estás trabajando actualmente? ¿Qué hay para Alfredo, en un futuro?
Por ahora trabajo en dos libros de poemas que ilustraré con collage. Uno se llama “Las nueves musas del Apocalipsis” y el otro tiene el título tentativo de “ABCDelirio”. El primero es un homenaje a la mujer inspirado en algunas actrices que me han maravillado, como Hedy Lamarr y Winona Ryder. El otro es un libro conceptual en el que planeo hacer un abecedario gráfico con collage y, además, escribir un poema por cada letra usando únicamente palabras que comiencen con la letra en cuestión. Para el futuro también quisiera lograr más colaboraciones como ilustrador; por ahora tengo una columna que escribo e ilustro para Esquire. La revista española Tapas publicó un portafolio de mis collages que ganó un premio en 2016. Para la edición de enero de 2017 colaboré con dos collages para ilustrar uno de los artículos de Tapas; también colaboré con dos imágenes para la edición de marzo de Tapas y de la revista mexicana El Contribuyente.

Tres frases que consideres han estado siempre en tu vida.
Una es de André Breton, del Manifiesto surrealista: “Querida imaginación lo que me gusta sobre todo de ti es que no perdonas”. Otra es mía y es una especie de epitafio: “Sólo quiero ser ave, posarme sobre la rama más alta del aire y mirar el mundo”. Una tercera es de la poeta argentina Alejandra Pizarnik: “Miedo de no saber nombrar lo que no existe”. ¡Hay muchas!

¿Cómo te podemos contactar?
Me pueden contactar a través de mi cuenta de Instagram/SoyTintorera. En Facebook, también como SoyTintorera, o a través de correo electrónico:
[email protected]. La telepatía es una opción.

Comments are closed.