Portada. Montserrat Muriel

¿Quién es Montserrat Muriel?
Nací en Cancún Quintana Roo en 1988, soy amante de los animales, la naturaleza y todo lo que tenga que ver con exteriores. Hija de Lina Montserrat Gómez Arnaiz y Héctor Muriel Barrientos. Única mujer de tres hijos, lo que creo me contagió el gusto por el deporte, los autos, y ser un poco “masculina” en mi niñez.

¿Cómo te iniciaste en el mundo del vino?
Amo la comida y comer bien, lo que me llevó a estudiar gastronomía en el Colegio Superior de Gastronomía y donde descubrí el maravilloso mundo del vino y nació mi pasión por conocer más de él.

¿Qué te llevo a ser sommelier profesional?
No me considero sommelier profesional, me veo más bien como una amante del vino. En este mundo siempre hay algo nuevo que aprender y sé que aún hay diferentes técnicas y tendencias (que estoy segura que pocos dominan) que tengo la intención de aprender para llegar a ser profesional.

Cuando descubrí la vitivinicultura me pareció un mundo muy interesante y que pocas personas en México (en ese entonces) conocían y yo quería ser parte de ese selecto grupo, porque al final el vino es cultura. Así que decidí estudiar un diplomado donde conocí al sommelier Ricardo Espíndola, él me ayudó a entrar a Freixenet y ahí aprendí muchísimo del viñedo y la parte enológica. Gracias a eso me contrataron en un pequeño viñedo en California, EUA, en una región poco conocida que se llama El Dorado County, donde conocí vinos deliciosos y gente increíble, viví con el dueño y enólogo de Sierra Vista Winery, John MacCready, quien tuvo el amor y la paciencia para enseñarme absolutamente todo (desde viñedo hasta embotellado) de sus vinos y cultivó en mí todavía más la curiosidad por el vino.

Finalmente regresé a México y Bodegas De Cote me abrió sus puertas para aprender, conocer y apreciar un vino Premium 100% queretano. Aquí espero seguir aprendiendo y crecer con este nuevo proyecto que también es joven pero con todo lo necesario para convertirse en ícono de la región.

¿Qué caracteriza a un sommelier?
Creo que es su pasión y su amor por el vino. Claro que esto va ligado a un excelente olfato (el cual puedo presumir de tener) y una impresionante memoria olfativa para retener tantos datos.

¿Nos podrías explicar en qué consiste el maridaje?
El maridaje es la armonía entre el vino con todas sus características y un platillo, consiste en que esa mancuerna potencialice y explote todas las características organolépticas de ambos lados. En mi opinión la comida y el vino son los mejores amigos y siempre es divertido experimentar con tu comida favorita porque al final al que le tiene que gustar es a uno mismo.

¿Cuáles fueron los mayores obstáculos que tuviste al convertirte en sommelier?
Tenía la idea de que el vino era sólo para conocedores y profesionales, y me daba miedo no cumplir con las expectativas. Pero me di cuenta que el vino es para disfrutarse y que todos tenemos opiniones muy diferentes y ninguna es mala.

¿Cómo te mantienes a la vanguardia?
Pues tengo la oportunidad de trabajar en una bodega de primer mundo y estoy rodeada de enólogos, conocedores y amantes del vino a los cuales tengo toda la confianza de preguntar para seguir aprendiendo, además de que leo todo lo que está a mi alcance relacionado con el vino. Pero creo que lo que más me ayuda es definitivamente estar en contacto todos los días con este mundo.

¿Cómo ha afectado la tecnología a los vinos?
La tecnología ha dado armas y facilidades a la viticultura en regiones que no poseen las condiciones ideales para hacer vino, creo que la tecnología es una herramienta que hay que saber utilizar y de acuerdo a eso definirla como buena o mala.

¿Existe el vino perfecto?
No, como lo mencioné anteriormente, el vino es una bebida hecha para disfrutar, es muy subjetivo, todos tenemos diferentes gustos, olfatos y paladares. Si a ti te gusta un vino eso es lo que importa. Claro que hay vinos increíbles y después de conocer todo el trabajo que hay detrás (viñedo, vinificación, enólogo) les das más crédito y sobre todo al enólogo que es el que toma las decisiones para llegar a ese producto final.

¿Cómo consideras el nivel de vinos en México?
¡Muy bueno! Creo que tenemos todo para hacer buen vino y lo estamos haciendo, somos un país “nuevo” en producción de vino pero tenemos excelente potencial y grandes enólogos, por lo que en unos años nuestros vinos serán todavía mejores.

¿Cómo consideras el nivel de vinos en Querétaro?
Esta región tiene varios factores en contra pero eso le da fuerza a los vitivinicultores para trabajar más duro y están logrando hacer vinos excelentes. Estoy convencida que si hoy en día estamos haciendo vinos buenos, en unos años que conozcamos más a fondo lo que tenemos aquí (pros y contras) seremos reconocidos a nivel mundial.

Querétaro está abriendo las puertas de la cultura del vino a las personas que empiezan a interesarse en este tema ya que somos la región vinícola más accesible a varios estados, sobretodo al D. F.

¿Cuál es tu vino favorito?
¡Uff! Tengo varios. Pero uno de mis favoritos definitivamente es nuestro Tempranillo Shiraz (de Bodegas de Cote). Este vino no necesita maridarse, puedes tomarte una copita o la botella entera y disfrutar de cada trago.

¿Cómo catas la vida?
Mmmm…la vida como el vino es para disfrutarse con familia, amigos y toda la gente que te quiere, disfrutar de los pequeños detalles a los que a veces no ponemos atención, pero hay que aprender a apreciarlos porque al final es lo único con lo que nos quedamos.

Comments are closed.