portada pozo

MANUEL POZO ENTREVISTA PARA WHO

Incansable, es como muchos definen a Manuel Pozo Cabrera, actual Coordinador General de Promoción Comercial y Fomento a las Exportaciones en ASERCA, brazo comercial de SAGARPA. Otros más lo conocen como un imparable trabajador en favor de los productores mexicanos, para quienes realiza un trabajo de embajador al llevar sus productos a todos los rincones del planeta. Hay quienes también lo conocen como un ávido activista social que dedica parte de su tiempo libre a recorrer Querétaro, con el objetivo de ayudar a que sea un lugar mejor. A pesar de tantas actividades Manuel nos regaló un poco de su tiempo para una entrevista, teniendo como escenario el Rancho el Centavo, productor de quesos que está trabajando muy de cerca con ASERCA para desarrollar su estrategia de comercialización, y como pretexto una visita a sus instalaciones con el equipo de SAGARPA.

El campo es y será siempre un reto para México, un tema de mucho trabajo en todos los ámbitos. ¿Cuál es tu reto en el desarrollo del campo en nuestro país y cómo lo enfrenta hoy?
Por una parte cerrar la brecha entre los pequeños productores y los grandes exportadores de hoy. Tiene que ver mucho con la tecnificación en el campo, que si bien se ha avanzado, todavía hay regiones que tienen que trabajar más en ello. Comercializar y exportar productos en estado natural además de darles un valor agregado, que tiene que ver con el empaque, la presentación, hasta un proceso industrial que permita el consumo directo por parte del que compra el producto; y además la asociación, que los pequeños productores se organicen para generar volumen y así acceder a mejores circuitos comerciales.

¿El mercado interno o el mercado externo? ¿Cómo se priorizan estas actividades comerciales y de qué manera se apoya a las empresas y productores mexicanos?
Los dos generan condiciones y oportunidades para nuestra gente. México ha generado un consumo interno muy interesante, por eso también productos de otros países quieren llegar a nuestro país.
La verdad es que aquí se queda lo mejor, lo que aquí se cosecha se va directo al supermercado o al mercado tradicional; en cambio, los aguacates que se van a Japón se tienen que cortar verdes y calcular el tiempo de maduración para que cuando lleguen al consumidor estén en óptimas condiciones. Hay que buscar el que se genere el consumo interno, pero también buscar oportunidades en el exterior.

¿Qué tiene el campo mexicano para ofrecer que no lo tengan otros países?
Tiene un gran esfuerzo de millones de mexicanas y mexicanos, que están no solo en el cultivo sino también en la cosecha, en el proceso, en la logística, en la transformación para que llegue a tu mesa. Un gran esfuerzo, un gran profesionalismo. Tenemos un estupendo sabor, una gran variedad, una diversidad única en el mundo por los climas, por el tipo de suelo que es muy variado, tenemos una gran oferta.

¿De qué manera contribuyes para que eso suceda?
Nosotros nos sumamos al esfuerzo de nuestros productores, de las empresas mexicanas para abrir puertas y acompañarlos a distintos países para generarles encuentros de negocios y misiones comerciales, espacios en ferias internacionales y campañas de promoción. En los últimos dos años nuestras exportaciones alcanzaron casi los 30 mil MDD, suena mucho pero sobre todo genera muchos empleos. Hoy estas cantidades permiten que tengamos más recursos que los que se generan por la renta petrolera, por las divisas turísticas, y también por los recursos que mandan nuestros paisanos que radican en otros países, principalmente en Estados Unidos.

Lo hemos visto muy activo impulsando eventos gastronómicos. ¿Porqué la gastronomía? ¿Qué papel juega la gastronomía en este ecosistema productivo?
La gastronomía por supuesto que es una gran oportunidad de dar a conocer nuestros productos, nuestra variedad, nuestra gran diversidad, nuestros sabores; con embajadores que son los chefs y todo el personal que labora en restaurantes y que trabaja también en la cocina tradicional, permite que cuando otras personas prueban nuestra comida sea toda una experiencia.
Hemos tratado de impulsar festivales gastronómicos, catas de vino, de tequila, de mezcal, por supuesto de café en donde tenemos una importante oportunidad.
En el mismo tema de la gastronomía, en el propio ecosistema productivo es una forma de integrarlo, no solo de conocer sino también de integrar valores agregados, es decir, puedes fomentar el consumo o promover comercialmente no solo un producto sino varios productos, a través de las recetas. Es muy común encontrar que hay mercados como el del aguacate en Estados Unidos, en Canadá y en Japón.

¿De qué manera se integra también a las empresas mexicanas dedicadas a la importación? No debemos olvidar que durante mucho tiempo la importación predominó en los productos alimentarios, ¿cómo proteger a estos empresarios mexicanos y a la vez impulsar la exportación?
Con un aspecto de valor agregado, por supuesto debemos de reconocer la presencia de importaciones pues al final vivimos en un mundo globalizado, un mundo en donde nos complementamos, en donde hay la necesidad de generar alimentos para la población. La propia dinámica económica de cada país va orientando los esfuerzos de producción. En México se siguen importando y se van a seguir importando productos; hemos incrementado la producción de res y de cerdo, por lo que se demanda más maíz para su engorda, ese hecho nos obliga a estar importando maíz amarillo de otros países.

¿Cuál es la perspectiva del campo mexicano en el corto plazo?
Es positiva, es alentadora, el crecimiento sostenido que ha tenido, la tecnificación, la diversidad de nuestras exportaciones está funcionando. La frontera que tenemos con Estados Unidos es una ventaja logística que todo país productor quisiera; debemos de aprovechar más nuestra cercanía logística con Canadá y Centroamérica, pero también diversificar; hemos hecho esfuerzos y tendremos que mantenerlos, incluso incrementarlos, para tener mayor relación con Europa. Tenemos presencia muy importante en Alemania, Holanda y Reino Unido, incluso en países con los cuales competimos en algunos productos como España. Para Asia el mercado más consolidado que tenemos en este momento es Japón, seguido por Corea y China.

Hoy nos encontramos en el Rancho El Centavo, a quienes agradecemos la oportunidad, tanto de conocer sus instalaciones y proceso productivo como de la plática con usted. Una empresa queretana, como es El Centavo, ¿cómo puede involucrarse en todo este proceso?
En el caso del queso de cabra, que es el que se produce en este rancho, es muy bien apreciado en el mercado gourmet y en el mercado HORECA (Hotel, Restaurante y Cafetería) y por supuesto es una gran oportunidad no solo de generar ingresos por la venta del producto, también genera un atractivo turístico como se ha visto en los viñedos, en las bodegas de queso, que cada vez son visitados por miles y miles de personas que vienen a vivir esa experiencia y disfrutar de una gastronomía espectacular, como es la queretana.

¿De qué manera puede verse beneficiado Querétaro de todas estas acciones de las que estamos conversando el día de hoy?
Logísticamente es una entidad privilegiada por la cercanía con la zona metropolitana de la Ciudad de México que es el mayor foco de consumo del mercado interno. También tenemos un mercado en el Bajío muy importante que está teniendo un auge en el incremento de su producción y desde luego, la puerta de salida de la mercancía que en estado natural sale del Estado de México y de Hidalgo hacia el país vecino. Tal suerte que tanto para la producción como para instalar parques agroalimentarios, donde vengan todos los procesos de conservación, de empaque y de mejoramiento de nuestro producto es muy oportuna en Querétaro. Se está trabajando por parte de las autoridades locales y estoy seguro que los resultados también se verán a corto plazo.

Usted como dicen sus colaboradores, es incansable, y lo vemos también participando desde la sociedad civil mediante asociaciones. ¿Qué es lo que hace y por qué?
Disfruto mucho de colaborar con organizaciones y asociaciones civiles, yo estoy convencido que la forma de trascender en esta vida es a través del servicio y las asociaciones civiles nos dan esa gran oportunidad de devolver algo de lo mucho que nos ha dado la sociedad como tal, el país y por supuesto de colaborar y hacer amigos, de hacer comunidad.
Desde hace algunos años formamos entre varios amigos, Movimientos Podemos Sociedad, que es un conjunto de asociaciones civiles, cada una con vida propia constituida legalmente y con un objetivo social distinto. Unos atienden a adultos mayores, otros a mujeres en el campo, a jóvenes emprendedores, a jóvenes artistas, es muy diverso. Y el común denominador de estas asociaciones es la convicción de hacer comunidad, que a través de la participación social puede generar inercias positivas y un tejido social muy valioso.

Para concluir, su trabajo siempre ha sido por Querétaro y los queretanos, ¿cómo imagina que lo recuerden un día quienes aquí vivimos? ¿cómo político? ¿por sus acciones por el campo? ¿cómo un activista social?
Como amigo. Me encanta ir a visitar una escuela que hoy está más digna después del paso de #DignificaEspacios de la asociación Pilas Querétaro y que los adultos mayores se acuerdan de mí. Eso sin duda es la mejor herencia que les puedes dar a tus hijos, que cuando se encuentren a alguien más adelante te refieran como un hombre de servicio. Me parece que es así como quiero ser recordado.

Entrevista Secundaria (Personal)
Lo que más le gusta hacer en Querétaro
Principalmente me gusta ver a mi familia, también ver a mis amigos. Recorrer las comunidades, visitar las colonias, irme a echar un baile con los adultos mayores. Platicar con mi familia, ir al cine, muchas cosas, trato de sacarle jugo a los días que estoy acá en Querétaro.

Lo que más le gusta de su trabajo
Servir a mi país es mi principal motivación; ver que gracias al esfuerzo de productores, millones de personas que están involucradas y un granito de arena de su servidor productos que se siembran y se cosechan en Michoacán, en Oaxaca, en Chiapas, en Sinaloa, Sonora y por supuesto en Querétaro, están en mesas de restaurantes en China, Japón, Portugal, Malasia incluso en países tan lejanos como los Árabes. Me da mucho orgullo ser testigo y parte del esfuerzo, es una gran satisfacción.

Su mejor guía
Sin duda mis padres que me enseñaron mucho con su ejemplo: la capacidad del esfuerzo y la disciplina del trabajo que aprendí de mi señora madre; la capacidad de hacer amigos y la honradez de mi padre, son grandes ejemplos de guías que me han llevado en esta vida.

Sus aspiraciones en la vida
Mi aspiración es ser feliz y hacer feliz a mi familia, trascender a través del servicio. Hacer lo que me gusta, disfrutarlo plenamente porque vida solo hay una.

Metas cumplidas y por cumplir
Servir a mi país. La meta más importante es formar a mis hijos y consolidar esta familia tan hermosa que tengo.

En su experiencia al frente de la Coordinación General de Promoción Comercial y Fomento a las Exportaciones de ASERCA (Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios) ¿Cuáles han sido los logros del campo en los últimos cinco años?

Gracias al trabajo conjunto de las distintas áreas que conforman SAGARPA, entre ellas la Coordinación que presido, del año 2012 al 2016 las exportaciones de mercancías crecieron en 6.2%. Es muy grato que poco a poco somos más visibles fuera de territorio nacional y no sólo eso, hemos logrado diversificar los países a los que exportamos. Este último año hemos fortalecido relaciones con compradores y productores en eventos importantes en Japón, China y Canadá. Finalmente si comparamos el primer trimestre del año 2016 y el primer trimestre del año 2017, hemos crecido 10.9% en exportaciones, si continuamos con ese ritmo será un gran año para los productores mexicanos.

Comments are closed.