Mutuo. Work of Art

Ana Philibert, Nataly Méndez y Valentina Christlieb decidieron unir su pasión por viajar y conocer otras culturas con el desempeño de su profesión, a la vez que brindaban su granito de arena en la sociedad.

Platíquenos un poco de quiénes son y cómo fue que decidieron emprender esta aventura.
MUTUO comenzó como un proyecto social, donde nos fuimos a Tanzania y Sudáfrica durante seis meses a trabajar con cuatro diferentes organizaciones sociales, desarrollando estrategias y materiales de comunicación como video, fotografía y diseño, para ayudarles a difundir su causa. Intercambiamos nuestro trabajo a cambio de comida y hospedaje.

Nos fuimos en agosto del año pasado y regresamos a México en enero de este año. Al regresar realizamos una exposición de nuestras fotos en la Galería Gerardo Proal en Querétaro.

¿Qué les motivó a realizar este proyecto?
Las ganas de salir de nuestra zona de confort y viajar durante unos meses. Nos sentíamos inconformes con nuestros trabajos y queríamos trabajar en algo que tuviera un impacto social. Fue así como se nos ocurrió usar nuestra carrera profesional para crear MUTUO.

¿Para qué organizaciones trabajaron?
En Tanzania trabajamos con la tribu Maasái para la escuela Namelok, realizando un documental para recaudar fondos y para Kipawa, con la creación de identidad de un marca de joyería hecha por mujeres africanas.

En Sudáfrica colaboramos con African Solutions to African Problems, una organización que construye centros de desarrollo para mujeres y niños, con Amakahla que es una reserva que se dedica a la conservación de animales salvajes y con SurfPop, un programa que enseña clases de surf a niños de escasos recursos como una alternativa para dejar los vicios de las calles.

Un viaje y proyecto de estas características es muy complicado de organizar, imagino. ¿Cómo lo consiguieron?
Le dedicamos muchísimo tiempo, primero a aterrizar MUTUO como proyecto, pensar en dónde queríamos trabajar, con qué tipo de organizaciones y qué podíamos ofrecer. Luego en contactar a las organizaciones con las que trabajamos y movernos para conseguir el dinero necesario, organizar la logística… Renunciamos a nuestros trabajos para así lograr que se armara el proyecto y nos metimos de lleno a esto, lo hicimos nuestro trabajo de tiempo completo.

¿Qué tipo de equipo fotográfico llevaron para estos proyectos?
Como íbamos a estar viajando mucho tiempo y moviéndonos constantemente lo más importante para nosotras era llevar sólo lo indispensable y lo más ligero. Llevamos nuestras computadoras, dos cámaras Canon, un par de lentes, un tripié, un monopié y una GoPro.

¿Con qué retos o complicaciones se toparon?
Uno de nuestros mayores retos definitivamente fue conseguir los recursos para irnos. Le dedicamos mucho tiempo a buscar patrocinadores y al final no se dio con ninguno. Entonces tuvimos que movernos por nuestra cuenta, hicimos una venta de garage y aún así nos fuimos sin el dinero suficiente para cubrir nuestros gastos estando allá. Pero las cosas se van dando y con nuestro trabajo intercambiamos transporte, hospedaje y comida.

¿Qué fotografía es la más impactante para ustedes? ¿Por qué?
Una de las más impactantes es la de un león que está viendo directamente a la cámara. Para nosotras fue un momento muy intenso porque estábamos en una camioneta abierta a menos de dos metros de un león en su hábitat natural. Es una sensación muy intensa y fuerte estar en presencia de un animal tan imponente. Sin darte cuenta empiezas a respirar más lenta y silenciosamente y a sentir la adrenalina, hasta el ruido del click al tomar la foto hizo que el león volteara a ver directamente a la cámara. Fue un momento de mucha adrenalina, ¡increíble!

¿Se puede ser fotógrafo y solidario? ¿Qué pretenden transmitirnos?
Sí, creemos que puedes ser fotógrafo y solidario al mismo tiempo. Se tiene la idea de que la cámara es una muralla que te separa de lo que estás retratando, pero eso depende mucho de percepción. Puedes estar en lugar y tomar fotos desde lejos, o puedes usarla como manera de acercarte a la gente. Enseñarles cómo funciona, usarla como tema de conversación, mostrarles las fotos que tomas y así poco a poco estás conviviendo con las personas que quieres fotografiar y tienes una perspectiva mucho más cercana, y la gente deja de sentirse incómoda con la cámara.

¿Cómo se convirtió MUTUO de un proyecto a una empresa social?
Regresamos a México con muchas ganas de trabajar en proyectos sociales en nuestro propio país. Desde antes de irnos éramos conscientes de que hay mucho que hacer en México, y qué mayor satisfacción que trabajar para el desarrollo de tu país. Pero teníamos la espinita de viajar y conocer África. Ahora que estamos de vuelta decidimos que queremos seguir con este trabajo, aplicar todo lo que aprendimos allá y hacer de esto nuestro plan de vida. Nos dimos cuenta de que sí es posible unir nuestra pasión con nuestra profesión y ahora lo convertimos en una empresa social.

Somos una agencia de comunicación que crea campañas para el desarrollo social y nos especializamos en trabajar con empresas, proyectos y organizaciones enfocados en el impacto social.

Si quieres conocer más sobre MUTUO y su aventura en África puedes contactar sus redes sociales:
Facebook
Blog
Canal de Youtube
Página web: www.mutuoproject.com
eMail: [email protected]

Comments are closed.